PROPUESTA DE LA TRANSFORMACIÓN EDUCATIVA PARA CONSTRUIR EL PODER POPULAR.

Ir abajo

PROPUESTA DE LA TRANSFORMACIÓN EDUCATIVA PARA CONSTRUIR EL PODER POPULAR.

Mensaje por Jose Gregorio Mendoza el Mar Jul 23, 2013 12:06 am

Es necesaria e ineludible la transformación en nuestra sociedad, se necesitan cambios profundos en todos los ámbitos pero sobre todo y quizás el más importante dentro de las instituciones educativas, ya que la mayoría de los que allí laboran piensan diferente. Comprendiendo lo que quería decir nuestro comandante supremo Hugo Rafael Chávez Frías cuando habla acerca de una nueva patria, deben darle al pueblo la gran oportunidad de demostrarle que si se están preparando más allá de las conciencias y no conciencias que podemos tener, ya que están impulsando los valores de identidad de nuestra patria, para transformar al hombre y la mujer en nuevas estructuras con fortalezas, humanismo, vitalidad y equidad. Es andragógica, participativa, protagónica, es una educación popular, estratégica en lo político, social, económico, cultural, territorial, todo relacionado al pueblo, ya que el pueblo es patria.
Los sujetos populares no son tablas rasas donde solo es posible la dominación, su historia cultural y su práctica social, experiencias, vivencias les entregan un saber. Conocer los sujetos como dirigentes que influyen el acto educativo por lo que poseen, y que interactúan con otros con el fin de construir colectivamente nuevos saberes, conocimientos, prácticas sociales, nuevos horizontes y nuevas opciones. La educación popular es el calificativo que lo define como precisión a nuestra intervención educativa, sobre todo en estos tiempos de crisis de utopía en las cuales se intenta demostrar inutilidad y perdida de vigencia de los sueños y luchas por la transformación social. De hecho hemos tenido la oportunidad de escuchar el calificativo de “soñar” para todos aquellos que se atrevieron redactar semejante reforma constitucional.
En el marco de la discusión del II plan socialista de la patria, la ministra del poder popular para la educación informó, que este proceso de debate permite la profundización de la democracia, el cual viene hacer el eje primordial de la que establece la patria. Haciendo un llamado a todos y todas para que se incorporen a la discusión, ya que es una convocatoria amplia y plural, donde todos y todas están citados a tener una representación participativa y protagónica, para construir el plano de trabajo que nos permita la transformación educativa.
En otro orden de ideas, podemos afirmar, que los formadores y formadoras que se necesitan en las instituciones de educación en todos los niveles para impulsar dichos cambios, para todo ello implica cumplir con los establecido en la Ley Orgánica de Educación (LOE), la cual establece como por ejemplo en su capítulo IV, artículo 39 lo siguiente: con el fin de lograr la formación integral como ser social para la construcción de la nueva ciudadanía, promueve los valores fundamentales consagrados en la Constitución de la República y desarrolla potencialidades y aptitudes para aprender, propicia la reconstrucción e innovación del conocimiento, de los saberes y de la experiencia, fomenta la actualización, el mejoramiento, el desarrollo personal y profesional de los ciudadanos y las ciudadanas, fortalece las familias y propicia la participación y ejecución de programas sociales para el desarrollo local.
Es importante hacer notar que el trabajo educativo, comunitario y cultural tiene pendiente un objetivo muy claro, el crecimiento en conciencia comunitaria, conciencia política, conciencia histórica, en este sentido, los proyectos de desarrollo socio-comunitario que asumimos tienen esta intencionalidad de fondo y hacia ese crecimiento encaminan sus acciones; conciencia comunitaria que tiene que ver con la organización popular, con la ética de lo colectivo, con la sensibilidad social; conciencia política que tiene que ver con la participación activa y protagónica en un proyecto de país revolucionario, bolivariano y socialista; y conciencia histórica que tiene que ver con el proyecto de “hacer humana la humanidad” desde la sensibilidad ecológica, la diversidad cultural, una nueva convivencia internacional.
Con la llegada de la Revolución Bolivariana, comandada por nuestro presidente supremo Hugo Rafael Chávez Frías hace catorce (14) años, permitió concretar diversos cambios en la superestructura del Estado Venezolano. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (C.R.B.V) en su preámbulo expresa categóricamente la necesidad de formar una República en verdadera democracia; por lo que señala: “refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad”…
Desde el momento en que el comandante Hugo Rafael Chávez Frías aparece en el contexto nacional, propone un proceso de transformación social en beneficio del pueblo. Enfoca sus ideas y esfuerzos en resaltar la importancia del papel protagónico del pueblo para lograr una sociedad más justa; por ello, propone la construcción del poder popular que claramente se expresa en el Artículo 62 de la C.R.B.V “…La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica”.
Las transformaciones propuestas por el comandante Hugo Rafael Chávez Frías se referían al cambio del modelo educativo, una educación centrada en el ser humano, a la participación del pueblo desde su contexto local (desarrollo endógeno) generando relaciones y formas de producción social diferentes a la capitalista, entre otros aspectos. De manera que, se inicia un proceso de transformación, en el que el común o poder popular constituye el eje de la revolución; para dar solución a la clase oprimida que por tiempo ha sido sometida. Desconociéndose a sí mismo como poder político, fuerza o potentia.
El poder popular que no es otra cosa que el poder constituyente; es quien debe dirigir el poder político en Venezuela; y de ésta forma acabar con el modelo capitalista, neoliberal y burgués que aún se mantiene en la sociedad venezolana. Hoy se requiere del poder de la comunidad en sí, de la potentia, de la suma de voluntades, para acabar con las desigualdades de subdesarrollo y de la fetichización de la estructura del Estado actual.
Es importante y necesario ejercer el fundamento de soberanía, como lo que señalan los artículos 5 y 6 de la C.R.B.V, en relación a que “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo y que los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”. De no practicarse este principio, entonces como poder constituyente tenemos la fuerza o voluntad política para sustituir ese poder constituido (protestas), a un gobierno que responda a las necesidades del pueblo y pueda propiciar la mayor suma de felicidad posible como lo indicaba el Libertador Simón Bolívar en sus manifiestos.
Por otra parte, es interesante reflexionar en relación al aporte de la Educación en la construcción de este Poder Popular. En líneas anteriores, se hacía mención a las propuestas de cambio por parte de la Revolución Bolivariana lideradas por el comandante Hugo Rafael Chávez Frías; éste, hacia énfasis en que la Educación era el medio de transformación de las masas populares. En función de ésta premisa, ideo un proyecto educativo nacional, el Currículo Básico Nacional (CBN) sustentado en las ideas de Rodríguez, Bolívar, Zamora (árbol de las tres raíces) y otros pensadores venezolanos y latinoamericanos como Prieto Figueroa, Sanjuán y Freire. En donde la Educación se percibe como un proceso histórico-social, integral y permanente. Una Educación emancipadora, liberadora y dignificante.
Podemos decir que en el Currículo Básico Nacional vigente, diseñado y presentado por el ejecutivo nacional está claramente expresado el aporte de la educación en el proceso de construcción del poder popular. Se presentan cuatro (4) elementos flexibles que orientan las áreas de aprendizajes y los ejes integradores, facilitando las experiencias de aprendizajes para la formación de un nuevo republicano (a).
La Educación que se quiere es una educación para el trabajo liberador. Se pretende formar un sujeto social con conciencia de su papel protagónico en la sociedad. Consciente del contexto histórico-cultural; transformándose en un ciudadano humanista, creativo y ambientalista, con aptitudes y actitudes científicas. Con amor a la patria, con identidad nacional y que además, valore y reconozca la importancia del desarrollo económico del país desde las diferentes formas de producción social para asegurar la seguridad y soberanía de la Nación.

Es el docente quien está llamado realmente practicar una labor educativa con conciencia, con un objetivo claro que es: Formar hombres y mujeres útiles a la patria. Para finalizar, necesario es vencer, ese es el legado de nuestro comandante supremo de la revolución: Hugo Chávez Frías. “Chávez te lo juro mi voto es para Maduro”

José Mendoza.
C.I.V: 7.333.533

Jose Gregorio Mendoza

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 01/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PROPUESTA DE LA TRANSFORMACIÓN EDUCATIVA PARA CONSTRUIR EL PODER POPULAR.

Mensaje por Alfredo Aguilar el Mar Ago 13, 2013 9:29 pm

José el enfoque y tu disertación están buenas, solo te sugiero no disperses la idea, a veces se nota desenfoque en el contexto. ojo con eso. saludos

Alfredo Aguilar

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 01/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.