Art 13 MATEMÁTICAS PARA EXPRESAR LA REALIDAD

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Art 13 MATEMÁTICAS PARA EXPRESAR LA REALIDAD

Mensaje por Alfredo Aguilar el Mar Ago 13, 2013 8:51 pm

Art 13 MATEMÁTICAS PARA EXPRESAR LA REALIDAD
Alfredo Aguilar
El mundo unidad del todo, no ha sido creado por ningún Dios, ni por ningún hombre, sino que ha sido, es y será un fuego eternamente vivo que se enciende y se apaga según leyes.
Heráclito 530 – 470 a. C.
Según Kant, para el conocimiento científico no basta la percepción empírica, sino que ésta requiere de conceptos.
A través de ejercicios sencillos de física, Einstein nos demuestra la relación de la física como materia con la cotidianidad humana. Nos preguntamos que es la ciencia como ente relacionado al género humano y nos respondemos que la ciencia es todo, no podemos soslayar un momento en la vida y desarrollo de la humanidad en que la ciencia no haya incidido de manera directa en el avance y consolidación humana.
El hombre nace libre, diría algún filósofo, es cierto pero las circunstancias influyen en esa libertad, ya Ortega y Gasset en el libro “La Rebelión de las Masas” señala que “Yo soy yo y mi circunstancia, si no la salvo a ella, no me salvo yo”.
En consecuencia nos preguntamos ¿Qué es la realidad? Si respondemos desde el punto de vista marxista – leninista no es otra cosa que la materia en constante movimiento y transformación y ésta se expresa en nuestro ámbito como: calor, fuerza, energía y otras y todas en movimiento ya que eso es materia y a su vez es movimiento por tanto añadimos que la realidad por ello es cambiante, dinámica y fruto de ello es su constante y exacta transformación de allí deducimos que la esencia de la materia es la fuerza puesto que ella es consecuencia del movimiento.
Entonces si el movimiento es energía y a su vez tiempo y espacio siendo por ello materia y la materia es física como ciencia, entendemos a la física como materia cambiante y transformadora y allí Einstein nos enseña que desde los vectores hasta los cuantos directamente inciden en el desarrollo de la humanidad.
La primera ley de Charles Lavoisier nos dice: “Nada se crea, nada se destruye todo se transforma” y esta es una de las leyes que más se parece a lo que Marx llamó: materialismo dialéctico.
El concepto de la aparición del hombre y la historia cristiana es un pensamiento idealista de la humanidad y por ende carente de asidero lógico, quién cree en esa teoría lo hace por ideologización de la percepción religiosa, más no tiene basamento científico, esta teoría se apoya en la fundamentación teórica de unos escritos milenarios que consideran sagrados y que son su guía espiritual, totalmente idealista, puesto que no existe una sola prueba de que el hombre haya aparecido en la faz de la tierra por creación divina. No así ocurre con la teoría científica del evolucionismo incluido el Big Bang, tiene un fundamento filosófico materialista, teórico – práctica, puesto que la ciencia ha encontrado suficientes elementos paleontológicos e incluso biológicos que así lo demuestran.
El materialismo de Marx, no es una tendencia puramente receptiva – contemplativa, sino transformadora, dialéctica y no solo naturalista ilustrada, sino histórica; por ello el ateísmo de Marx y Engels, su lucha contra el opio religioso, no se concibe como una lucha contra la ignorancia y la estupidez de las masas creyentes o como una salvación individual de los dogmas modernos (Nietzsche), sino una lucha contra el sometimiento de los destinos de los oprimidos a la anarquía capitalista, de la cual el sentimiento religioso no es más que un reflejo estéril y a la vez una protesta ante lo inhumano de la humanidad. La materia es transformada por la actividad humana, sin embargo no niega su materialismo, por el contrario lo reafirma como doctrina consecuente porqué precisamente en esa actividad permite al hombre percatarse de las leyes objetivas sociales y naturales. El concepto de Dios implica un ser determinante y creador más allá del mundo material. El materialismo dialéctico no convierte a la naturaleza en Dios ya que ésta no posee voluntad propia, su desarrollo radica en leyes ciegas que pueden ser utilizadas y manipuladas por el hombre.
En consecuencia la base material de sustentación un Dios omnisciente y omnipresente y de cualquier creencia de un ser superior al hombre, está en su mente y por ende la percepción de su realidad es relativa. Siendo pues que por esa relatividad es que depende del observador, de sus convicciones religiosas e inclusive de su posición político – social.
Y así como la mente es la base material de Dios, el cerebro es la base material del pensamiento de allí que todas las ideas devienen del cerebro humano no obstante Descartes fundador del racionalismo dijo: Pienso, luego existo pensamiento que se contrapone al materialismo que existe antes de pensar, aunque quizás sea una manera de traducir la reflexión de éste filósofo francés, ya que algunos estudiosos dicen que el pensamiento es: Pienso, entonces existo.
Mientras el cerebro es la base material del pensamiento, nuestro cuerpo sería la base de sustento del sentimiento.
Hemos hablado de las fases históricas del desarrollo de la humanidad y como ya sabemos estamos imbuidos en un sistema capitalista en su fase más agresiva del consumismo ideado en los estados unidos al finalizar la guerra, precisamente concertado para salir de la recesión en la que había caído la economía de los países del primer mundo. A esa conclusión llegaron los pensantes norteamericanos al punto que ex profeso decidieron formar cárteles de distintos trust, para bajar la calidad de los productos, siendo esto el origen de la obsolescencia programada, es decir fabricar el producto a conciencia de que su vida útil será transitoria, obligando así al consumidor a reponer el artículo nuevamente, caso actual, los celulares que están en permanente cambio, la moda femenina más que todo, y otros etcéteras obligando al mercado cautivo a renovarlo constantemente, no obstante en aquellos productos de reposición costosa que no son de primera necesidad, la industria le hace constantes modificaciones perceptibles para que por novedad la gente llevada por los medios, se vea en la necesidad de cambiarlo aún estando en buenas condiciones, ejemplo los vehículos. De allí que la base material del capitalismo sean los medios de producción, que necesita generar muchos artículos para abastecer el mercado de sus productos fetichizando la mercancía, beneficio del sudor de centenares de trabajadores a sueldo que perciben con su salario una ínfima porción del valor comercial del artículo, cuya exorbitante ganancia va a parar en las manos del capitalista, ganancia que Marx calificó como plusvalía, fruto del plustrabajo del obrero explotado.
La base material del socialismo igualmente son los medios de producción, solamente que allí el trabajador se ve involucrado en todas las fases de elaboración del producto y como hay control del estado y de las mismas comunas (pueblo organizado), el reparto del valor del artículo elaborado se hace equitativamente y la ganancia que produce éste, se hace con justeza evitándose así un plustrabajo y una plusvalía que vaya en desmedro del trabajador. El conocimiento es un sub producto del pensamiento ya que se expresa en ideas que son generadas por el cerebro que viene a ser la materia. Siendo así la idea, la representación materia – cerebro. En consecuencia, la ideología puede ser descrita como el mundo de las ideas, mientras que la conciencia representa la realidad objetiva, siendo el ser humano unidad y totalidad, en consecuencia el ser humano es la naturaleza del materialismo dialéctico, acción de Marx que no es una teoría fortuita ni de un simple interés académico o escolástico, el que se haya pretendido separar la dialéctica de la obra marxista, el trasfondo de esto es presentar ante las masas oprimidas un sistema capitalista inamovible e indestructible, un sistema que no se puede cambiar en consecuencia no vale la pena perder esfuerzo en intentarlo. Con esta actitud pretenden convertir la teoría de Marx y Engels en una letra muerta sin efecto, suprimir la esencia revolucionaria de Marx, convirtiéndole en un analista positivista, totalmente desconectado de las bases y de la práctica revolucionaria.
La vida es asimilación, transformación y desecho de sustancias para mantener en equilibrio dinámico al organismo, es decir para mantenerse como tal.
Chávez vive, la lucha sigue.


Alfredo Aguilar

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 01/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.