EL PAPEL DEL EDUCADOR / EDUCADORA Y DE LA EDUCACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO SOCIALISTA BOLIVARIANO Lenin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL PAPEL DEL EDUCADOR / EDUCADORA Y DE LA EDUCACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO SOCIALISTA BOLIVARIANO Lenin

Mensaje por Alfredo Aguilar el Mar Ago 13, 2013 9:17 pm

EL PAPEL DEL EDUCADOR / EDUCADORA Y DE LA EDUCACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO SOCIALISTA BOLIVARIANO Lenin
Alfredo Aguilar

EL ESTADO Y LA REVOLUCION
A la clase dominante la opinión y el pensamiento de los revolucionarios les carcome y pretenden engañar a las clases oprimidas envileciendo la doctrina revolucionaria, uno de los métodos que tiene la burguesía para envilecer y desfigurar el mensaje revolucionario es la captación de los oportunistas que pasan a ser tanques ideológicos al servicio de la clase explotadora, acá en Venezuela tenemos ejemplo a montones de conversos, oportunistas, traidores que han cambiado su ideal por un bozal de arepa.
Los verdaderos revolucionarios debemos prepararnos ideológicamente, formarnos como cuadros indestructibles capaces de aguantar las arremetidas del estado burgués con todos sus tentáculos, para reivindicar la verdadera doctrina, la indiscutible teoría de Marx sobre el estado.
Es necesario estudiar a Marx y a Engels, entenderlos, verlos con empeño aunque nos parezcan pasajes muy pesados a veces, pero es necesario hacernos de las herramientas que nos despejen el trigo de la paja, desenmascarar lo que Lenin llamó el “Kautskismo”. Figura conversa del marxismo de entonces
Comencemos con el Estado que es un producto de la misma sociedad al llegar a una determinada fase de su desarrollo, o sea es la concreción desplegada por las contradicciones de las mismas clases en pugnas y se erige como una supra sociedad que nace para evitar que ella misma se devore como la serpiente que muerde su cola, solo que una vez constituido como Estado se aleja de la sociedad y estas mismas contradicciones de clases les hacen irreconciliables.
Los ideólogos “burgueses” pretenden y logran a veces confundir cuando dicen que el Estado es el órgano de conciliación de las clases. Cuestión totalmente contradictoria per se, porque si las clases fueran conciliables no se necesita el papel del Estado.
Ya sabemos harto que el Estado nace opresor y represor de las clases y que éstas se mantienen en pugna constante (esto debemos recordarlo firmemente) y el Estado afianza la opresión de las clases en defensa de la burguesía. Ejemplos sobran a lo largo de la historia, acaso no era ley la pernada, o sea el dueño de los esclavos tenía derecho autorizado por la ley para uso sexual sobre sus esclavas, incluso las usaban para procrear esclavitos y esclavitas.
La pequeña burguesía política aclara que el orden es la conciliación de las clases y no la opresión de una clase sobre otra. Para ellos amortiguar es conciliar y no opresión a una clase, hay revolucionarios que especulan que esa sea una posibilidad real tomando en cuenta lo que pasó en 1.917 cuando los Mencheviques (minorías rusas) y los social revolucionarios conciliaron demostrando una fragilidad ideológica,
Pensamos que revolucionario que concilia cae en el reformismo, acá tenemos ejemplos a montón con revolucionarios conversos, revolucionarios traidores, revolucionarios sociales y una gama inmensa de reformistas que a pesar de lo que dicen, siempre han estado a espaldas del proletariado. Por ello la teoría “filistea” de la conciliación de hecho es contrarrevolucionaria, por lo tanto si el Estado nace de las contradicciones de las clases (opresoras y oprimidas) y este se aleja cada vez mas de estas clases, es lógico pensar que la única salida es una revolución.
Porqué Marx dice que tiene que ser violenta. Porque sostiene y con sobrada razón que la clase opresora no va a venir de buena gana a subsumirse a la clase oprimida y de verdad tenemos ejemplos palpables ante las diversas formas y maneras que han empleado los opositores a la revolución bolivariana, y han demostrado que no cesarán en su empeño de sacar del poder al presidente Chávez que si a ver vamos con su reformas sociales solo les ha dado un pellizco a la economía burguesa y tan solo se han empezado ciertas reformas, porque no podemos pensar que los cambios habidos signifiquen un peligro real a la burguesía, ellos mismos pregonan a los cuatro vientos que ahora ganan más, claro estamos en un sistema transicional hacía una manera de vida en la que el proletariado tenga más poder de allí la insistencia del comandante en la formación de las Comunas.
El Estado mientras exista, precisa de medidas coercitivas y represivas para mantenerse entre las contradicciones de clases, para ello tiene un brazo armado y legal que son las fuerzas armadas que cuentan con cárceles, e instituciones represivas, y medidas dominantes que la sociedad gentilicia no conocía. (Ponce)
Dice Mao: “Las ideas dominantes de una sociedad, son las ideas de las clase dominante”. A nuestra manera de ver, Mao con éste pensamiento nos da un alerta para que entendamos que siempre mientras la economía sea burguesa, tratará de crearnos necesidades para entretenernos, marearnos a través de sus medios (que son todos), para que nos desviemos de la idea de educarnos y prepararnos como proletariado y asumir la toma del poder y en consecuencia, el Estado.
Por ello es que no podemos caer en el juego ideológico que nos impone el sistema donde estamos más pendientes de modas, de apariencias como el preocuparnos por no tener un teléfono de última generación, cuando el vecino ésta buscando un bolívar para completar para una medicina. Es necesario salirse del empeño consumista en que nos sumergimos constantemente y comprender que necesitamos vivir en una sociedad más justas si queremos permanecer, porque a veces vemos con dramatismo la verdad de que el hombre es lobo del hombre.
Según Engels el estado se caracteriza en primer lugar por la agrupación de sus súbditos según las divisiones territoriales. Y es la instauración de un poder público que no es el pueblo armado de manera espontánea, este poder público se le hace necesario al Estado por las mismas contradicciones de las clases, es imposible en un régimen oligárquico que haya una organización del pueblo armado.
¿Se justifica el brazo armado? Claro la sociedad burguesa lo justifica diciendo que es necesario por lo complejo de la vida social, pero olvidan lo principal y es la irreconciliabilidad de las clases contrapuestas por la misma sociedad.
Ahora bien la sociedad navegando entre los antagonismos de clase, necesita del Estado pero este es el Estado burgués, cuando el proletariado toma en sus manos el poder del Estado y convierte los medios de producción en propiedad social, en ese mismo acto el proletariado mismo se suprime, porque abatiendo toda diferencia y todo antagonismo de clases, el mismo Estado como tal deberá extinguirse, porque como sabemos el Estado nace de la pugna de las clases y si no existen clases no se necesita Estado. Suponemos que si el proletariado toma el estado, es un estado burgués y de una se constituye el estado proletario, entonces ese estado proletario necesariamente comienza a extinguirse porque la fuerza especial (burguesa) ya no existe, éste fue sustituido por la fuerza proletaria y como no hay clases en contradicción, el estado proletario comienza a extinguirse.
La República Democrática reivindica su consigna como “Estado Popular Libre” pero allí no hay ningún contenido político. ¿Engels justificaba la insinuación como República Democrática? Concepto falso y oportunista, porque todo estado es una fuerza represiva para el oprimido, por ello ningún estado es libre ni popular.
Engels dice que la extinción del Estado es producto de la revolución violenta y agrega, la violencia representa en la historia el papel de revolucionaria (según Marx) ésta es la partera de toda vieja sociedad que lleva en sus entrañas otra nueva. Si vemos con detenimiento es una razón radical y necesaria.
Nosotros en nuestro país estamos en una fase pre revolucionaria y como tal pacífica, y hemos visto que cada vez que la derecha arremete con furia contra el proyecto bolivariano, (léase 11 de abril, paro petrolero, finca Daktari, guarimbas y un largo etcétera) el proceso sale fortalecido, es decir si hemos llegado tan lejos, donde parece no tener vuelta atrás, ha sido por la ayuda que nos ha dado la propia oligarquía que en su afán ha cometido errores tácticos.
Ya sabemos que el primer paso de la revolución obrera, será la transformación del proletariado en clase dominante, la conquista de la democracia precisa arrancar gradualmente todo el capital burgués para centralizar las fuerzas productivas. El proletariado organizado necesita del estado burgués que tiene que pasar a estado proletario y luego éste debe extinguirse. Y esto solo lo logra la clase proletaria que es la única clase consecuentemente revolucionaria, la única clase capaz de desarrollar fuerzas y cohesión para enfrentarla.
La clase explotadora necesita la dominación política, para mantener la explotación y la clase explotada también necesita de esta dominación para destruir completamente toda explotación.
En resumen, los trabajadores necesitan del estado y sus herramientas para aplastar la resistencia de los explotadores y éste aplastamiento solo pueden adelantarlo la clase proletaria.
Los demócratas pequeños burgueses seudo socialistas han sustituido la lucha de clases por sueños de armonía de clases, aspiran a la sumisión pacífica de los explotadores (minoría) ante los explotados (mayoría) que entonces habrá adquirido conciencia. Ésta es una utopía peligrosa de las que se apropian los reformistas, dañando al movimiento revolucionario, desmotivando la lucha de clases, y por tanto conduciéndose así a la traición a estas luchas.
Karl Marx luchó toda su vida contra los social revolucionarios y los mencheviques (minorías rusas).y a cada rato nos recuerda la necesidad que tiene el proletariado del poder del estado, tanto para aplastar la resistencia de los explotadores como para dirigir la enorme masa de la población, a los campesinos, a la pequeña burguesía, a los semi proletarios, para adelantar la economía socialista.
Si se educa al obrero, se educa la vanguardia proletaria que es la llamada a tomar el poder y direccionar y organizar el nuevo régimen, construir su propia vida social sin burguesía y contra ésta. Hoy el oportunismo educa en sus partidos obreros a los representantes de estos, mejor pagados, apartados de las masas y se alían con sus opresores cambiando por dinero su derecho a ser los jefes revolucionarios del pueblo contra la burguesía.
La revolución es y debe ser radical y debe llevar primero una vez en el poder a la perfección el poder parlamentario, para poder derrocarlo. Conseguido esto perfecciona el poder ejecutivo, lo reduce a su más pura expresión, lo aísla y concentra todas sus fuerzas para enfrentarlo y destruirlo. Una vez finalizada esta parte de la labor preliminar, solo así podremos decir que triunfamos. El poder ejecutivo burgués, con su inmensa maquinaria burocrática y militar, con su ejército de funcionarios, forman un cuerpo parasitario que se ciñe como una red al cuerpo estatal taponando todos los poros del ente. Éste nace en la época monárquica, en plena decadencia del feudalismo.
La primera revolución francesa desarrolló la centralización, pero al mismo tiempo amplió el número de servidores del poder del gobierno. Napoleón perfeccionó esta máquina del Estado. La Monarquía legítima y la de julio, solo añadieron más división al trabajo.
Ahora bien, el proletariado para tomar el poder necesita conquistar primero el poder político, y si no transforma el estado en “Proletariado organizado” como clase dominante y que ese Estado comience a extinguirse una vez conquistado el poder, solo estaremos ante un reformismo de Estado, porque en una sociedad sin contradicciones de clases es innecesario el Estado burgués, el materialismo dialéctico toma como base la experiencia de la revolución de los grandes años de 1.848 - 1.851 (conjunto de movimientos revolucionarios de inspiración liberal y democráticos que estallaron en diversos países europeos en la primavera de 1.848).
El poder estatal centralizado surge en la época del absolutismo. La burocracia y el ejército permanente dependen de diversas formas de la burguesía que los convierte en entes parasitarios, aunque los oportunistas dicen que estas son ideas anarquistas, sin embargo los comunistas sabemos que esta tergiversación del marxismo es propia de los “filisteos” que han llevado el socialismo a la ignominia de justificar la guerra imperialista mediante el concepto de “defensa de la patria”.
Desde la caída del feudalismo en Europa se han vivido innumerables revoluciones burguesas, desarrollando, perfeccionando y afianzándose al aparto burocrático militar, y es precisamente la pequeña burguesía la que se somete por medio de éste aparato en una medida considerable a la gran burguesía, que suministra a los campesino adinerados, a los artesanos medios y a muchos comerciantes, pequeños puestecitos relativamente cómodos, tranquilos, y honorables con relativa holgada remuneración que colocan a los poseedores por encima del pueblo, por estas cosas es que las clases oprimidas van despertando el sentimiento de lucha necesario para adelantar el gran movimiento proletario que aplaste la clase explotadora.
Con tanta mayor claridad ven las clases oprimidas y a la cabeza de ellas el proletariado, su hostilidad irreconciliable contra la sociedad burguesa y de allí la necesidad para todos los partidos burgueses inclusive los más democráticos y los revolucionarios democráticos de reforzar la represión contra el proletariado revolucionario, de fortalecer sus aparatos represivos es decir la máquina del Estado.
Esto obliga al proletariado a concentrar todas las fuerzas de destrucción, contra el poder estatal obligándole a proponerse como objetivo, no a perfeccionar la máquina del Estado, sino destruirla, aplastarla. Claro esta lógica obedece a las observaciones que hizo Marx a la experiencia viva de los tres años (1.848 – 1.851) de lucha revolucionaria en Europa (primavera).
En la tercera edición del 18 Brumario escribe Engels. Solo en Francia las luchas de clases han llegado a términos decisivos, por tanto las distintas formas de lucha y en las que han encontrado su expresión adquieren también los contornos más sobresalientes. Centro feudal en la Edad Media, país modelo de la Monarquía desde el Renacimiento. Francia pulverizó el feudalismo e instauró la revolución pura de la burguesía como ningún otro país, en Europa y Francia tuvo un movimiento proletario bien significativo a mediados del Siglo XIX, pero a partir de 1.871 la lucha proletaria francesa ha menguado, no excluye en modo alguno la posibilidad que en la próxima revolución proletaria Francia se revele como el país clásico de la lucha de clases hasta un final decisivo.
La esencia de la teoría Marxista sobre el Estado solo es asimilada por quién haya comprendido que la dictadura de una clase es necesaria, no solo para la sociedad de clases en general, sino para todo el periodo histórico que separa al capitalismo de la sociedad “sin clases” del comunismo.
Los estados burgueses son múltiples y diferentes, pero su finalidad es la dictadura burguesa. La transición del capitalismo al comunismo produce enorme cantidad de formas políticas pero la esencia de todas ellas al final es la dictadura del proletariado. Después de la revolución de 1.848 - 1.849, el poder del Estado se convierte en “un arma nacional de guerra del capital contra el trabajo”.
La antítesis directa del imperio era la comuna, era la forma definida que no tenía que abolir no solo la forma monárquica de la dominación de clase, sino la dominación misma de clase. Veamos, el primer decreto de la Comuna fue la supresión del ejército permanente para sustituirlo por el pueblo armado, y esa es una premisa que prevalece sobre todos los programas de los partidos que dicen ser socialista, sin embargo los social revolucionarios y mencheviques han renunciado a poner en práctica esta reivindicación.
La Comuna estaba compuesta por consejeros municipales elegidos por voto popular, eran responsables y podían ser revocados en todo momento, por supuesto la mayoría eran obreros o representantes reconocidos de la clase obrera, la policía que hasta ahora había sido instrumento del gobierno central fue despojada inmediatamente de todos sus atributos políticos y convertida en instrumento de la Comuna responsable también ante esta y podían ser revocados en todo momento. Y lo mismo se hizo con todos los funcionarios de todas las demás ramas de la administración. A todos se les puso salario de obrero, los gastos de representación de los altos funcionarios desaparecieron junto con ellos. Una vez suprimidos los policías y todos los instrumentos de fuerzas, la Comuna se apresuró también a destruir la fuerza de opresión espiritual, los curas y el poder de la iglesia. Los funcionarios judiciales en el futuro deberían ser electos públicamente ser responsables y revocables.
Sostiene Marx: La Comuna debía ser, no una corporación parlamentaria, sino una corporación de trabajo, por supuesto que esto no le gusta al burocratismo, acostumbrado a trabajar en círculos cerrados donde no hacen más que charlar para embaucar al “vulgo”.
Marx no es utópico, sus razonamientos vienen de su estudio de la evolución histórica de la humanidad, toma la experiencia real del movimiento de masas y saca las experiencias prácticas de ella, aprende de la experiencia de los grandes movimientos de la clase oprimida sin asumir actitudes pedantescas de querer dirigir al estilo “no se debía haber empuñado las armas”, de Plejanov o la frase de Tsereteli: Una clase debe moderarse, ni el reformismo Kautskiano, de convivir con la burguesía haciendo concesiones. Mientras el Manifiesto Comunista proclama “organización del proletariado como clase dominante”.
















EL PAPEL DEL TRABAJO EN LA TRANSFORMACIÓN DEL MONO EN HOMBRE
Alfredo Aguilar
Todos los monos antropomorfos que existen hoy día asumen la posición erecta de manera circunstancial, en sus marchas incluyen sus manos apoyándose en los nudillos para impulsarse y adelanta su cuerpo pasándole por entre sus largos brazos, dando así enormes zancadas.
Suponemos que en algún momento de nuestros antepasados cuadrúmanos, éste se vio en la necesidad de usar las manos con suficiente regularidad para comenzar a través de los siglos la adaptación de sus miembros inferiores en la herramienta vital que significan las manos en la vida del hombre. El caso es que esa rama de antropoides dejó la tierra para convertirse en arbóreos y allí sobre los árboles precisó del uso de sus manos con regularidad, este desarrollo táctil le originó el acceso a otro tipo de alimentación porque en algún momento de su evolución precisó de algún garrote para defenderse de algún enemigo natural, blandiendo sus manos para alejar o golpear a su oponente. Quizás por curiosidad o por necesidad precisó ingerir carne, aparte que como conoció el fuego, al acceso a esta se le hizo más cómodo y una vez que incluyó en su dieta la carne, la ingesta de proteínas le desarrolló el cerebro, irguiéndose como un súper mono sobre el resto de sus congéneres.
Lo que no podemos obviar en ningún momento es el uso de las manos como herramienta vital en la evolución y transformación del mono en hombre, actualmente vemos como los gorilas en su hábitat, tejen con sus manos las ramas de los árboles, proveyéndose así de refugios contra el sol o lluvia. En cautiverio imitan al hombre en el uso de ese miembro, sin embargo la distancia que hay entre el mono y el hombre en el uso de sus manos es inconmensurable. La mano del hombre se ha perfeccionado por el trabajo a través de centenares de miles de años.
Antes de que la mano del mono asiera un cuchillo sacado de un trozo de sílex en lugar de una piedra, han de haber pasado un periodo de tiempo sumamente largo, pero ya se había dado un paso importante en la evolución, la mano era libre y podía adquirir ahora más destreza y habilidad y ésta mayor flexibilidad se transmitió por herencia y acrecía de generación en generación
Así pues la mano no solo es un órgano de trabajo sino que también es producto de él, la mano del hombre a alcanzado esa perfección por las habilidades heredadas y la adaptación que fueron sufriendo sus músculos, los ligamentos y también sus huesos a través de miles de años de evolución.
Pero la mano no está sola, está ligada a un cuerpo y lo que beneficiaba a la mano, beneficiaba a ese cuerpo y según los estudios de Engels, lo hacía en dos aspectos, primero las modificaciones experimentadas en ciertas formas, provocan cambios de forma en otras partes del organismo, segundo: el perfeccionamiento gradual de la mano del hombre y la adaptación concomitante de los pies a la marcha erecta, repercutieron en consecuencia a otras partes del organismo.
Como sabemos nuestros peludos antepasados vivían en manadas, con cada nuevo progreso, el dominio de la naturaleza que había comenzado con el desarrollo de la mano y el trabajo iba ampliando el horizonte del hombre, haciéndole descubrir con los objetos nuevas propiedades ignoradas hasta entonces, por otro lado el trabajo en conjunto contribuyó a la mayor cohesión del grupo.
Ya con herramientas y cumpliendo labores en conjunto comenzaron a generarse nuevos intereses, aquel grupo precisaba comunicarse, y así por imperiosa necesidad comenzó a desarrollar la laringe que lenta pero perfectamente inició unos sonidos brutos (gruñidos) y modulaciones que fueron perfeccionando, mientras los órganos de la boca aprendían a emitir sonidos.
Primero el trabajo y con él la palabra articulada fueron el estímulo que influyeron para convertir gradualmente, el cerebro del mono en cerebro humano, por supuesto en paralelo también desarrolló los demás sentidos


Volviendo a nuestro antepasado peludo que venía en evolución, igual a todos los animales era un despilfarrador de comida, con frecuencia destruían el germen de la nueva generación de reserva de alimentos generando con ésta condición la transformación del ambiente, esta depredación inconsciente a su vez contribuye a una nueva metamorfosis gradual de la especie al verse obligada a ingerir alimentos a los que no estaba habituado consumir, lo que cambia la química de su sangre y que modifica poco a poco la constitución física del animal.
Esto por supuesto contribuyó en alto grado a la humanización de nuestros antepasados, porque al tener una dieta variada aportaba al organismo nuevas sustancias que cambiaron las condiciones químicas para la transformación de estos monos en seres humanos. Por supuesto para evolucionar a una alimentación mixta precisaba de armas, rudimentarias pero esenciales para cazar y pescar. Ciertamente una de las ramas que comenzaron su evolución fue la del hombre de Neandertal sin embargo se extinguió con el pasar del tiempo y es que ésta especie un tanto más atrasada a la especie Cromañón (cromagnón) sucumbió ante la arremetida de éste nuevo hombre, mejor organizado que inclusive tenía un lenguaje más desarrollado y por tanto mejor comunicación.
Una vez que el mono comienza a ingerir carne con cierta regularidad, el organismo comienza a modificar su metabolismo por los ingredientes que obtiene de ella, convirtiendo la especie en un súper mono. Es decir la ingesta cárnica ayudó a éste a desarrollarse más rápido sobre el resto de cuadrúmanos y a su vez le llevó a dos avances decisivos en su perfeccionamiento, el uso del fuego y la domesticación de otros animales, el primero redujo el tiempo de la digestión en el organismo, el segundo multiplicó las reservas de carne porque a la par de la caza disponía de una fuente regular, también esto le proporcionó leche y sus derivados, un nuevo alimento proteico, ayudando así su emancipación y así como aprendió a comer de todo, también aprendió a adaptarse a todo clima y se extendió por toda la superficie habitable, siendo él único animal capaz de hacerlo por propia iniciativa, los demás animales que también lograron esa adaptación climática, lo hicieron siguiendo al hombre como lo son los animales domésticos y los insectos parásitos.
El desarrollo del cerebro, la claridad de conciencia, la capacidad de abstracción y discernimiento cada vez más intensos reaccionaron sobre el trabajo y la palabra. Cuando al fin el hombre se separa continúa su desarrollo en diferentes direcciones y distinto grado de acuerdo a la época y los pueblos impulsado por un nuevo elemento que surge con la aparición del hombre pleno, total. Con el súper mono, aparece: La sociedad.
Por supuesto al civilizarse ocurrió lo que ya leímos en el libro de Aníbal Ponce: La Sociedad de Clases y el Estado, y es que la imposición de las razas más adelantadas sobre las menos capaces, termina imponiendo las clases sociales y el estado.



























































































































































































































Alfredo Aguilar

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 01/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.